Desarreglados pero informales. Chándal ¿país o ideología?

Hace años la cantante Martirio recogía una curiosa forma de entender el casual wear en una canción cuya letra decía: «Con mi chandal y mis tacones, arreglá pero informal».

Cuando un político convoca a la prensa no existe el casual, sólo el wear. Por eso resulta curioso la forma de entender la formalidad no solemne en Venezuela.

hamid-karzai-214x300Todos podemos recordar cuando en la primera gira por occidente del presidente de Afganistán, Hamid Karzai, no sólo la prensa rosa sino los informativos y diarios más serios describían con admiración la elegancia solemne del afgano. Destacando la compatibilización exquisita entre lo tradicional de su país y lo protocolario.

Si cambiamos de continente podemos ver el caso opuesto: Venezuela. El país del chándal. Pero del CHÁNDAL con mayúsculas. Bien llamativo. Bien alejado de la elegancia. Además cubriendo cuerpos aparentemente poco dados al deporte. Chándal como modo de vida, como ideología. Porque no sólo es Chávez. También su «sucesor» Maduro luce con soltura algunos de los diseños de chándal más inverosímiles. Aunque tratándose de un discípulo tan cercano, el chandalismo no resulta extraño.

chavez-chandal



maduro_chandal_gallos_ep_090113_0Sí lo es que el gran opositor a los chavistas, Henrique Capriles también se lance frente a cámaras, micrófonos y seguidores con la dichosa prenda.

capriles_102152-L0x0Y es que Venezuela va veinte pasos por delante. Cuando aquí ya se atreven algunos políticos a llevar americana y camisa sin corbata (pese a que a algún presidente de la Cámara Baja les riña) allí han superado esa etapa frente a la formalidad y han creado el eje Caracas-La Habana del chándal como signo de distinción.

fidel_castro_chandal_512_389

javi-chandal--300x300¿Os imagináis al anodino Rajoy con el chándal que la empresa rusa Bosco diseñó para nuestros atletas olímpicos de Londres 2012? Uf. Resulta una imagen demasiado dura (no tanto como los recortes, pero…). Y lo mejor, después de Rajoy, Soraya, al ver que el jefe se ha pasado al politic casual , corriendo a lucir, como cantaba Martirio chándal con tacones en las ruedas de prensa.

chandal y tacones 2Ya que actúan como bufones, podrían vestir como ellos.

chandal y tacones

El interés está por los suelos.

Habla un miembro del gobierno o un parlamentario o un líder sindical y aburren.

Aburren porque llevamos demasiado tiempo escuchando contradicciones, mentiras, exageraciones, propuestas partidistas. Demasiado tiempo sin políticos carismáticos o, al menos, brillantes en la oratoria. La consecuencia es que cada vez interesa menos lo que dicen. Pero el colmo de la situación es comprobar que los discursos de los mal llamados líderes no interesa ya ni a los propios correligionarios del «mitinero» de turno.

Un ejemplo actual es bien ilustrativo. Mientras Cándido Méndez decía con su tono siempre falsamente encendido «este gobierno no oye ni escucha» sus propios compañeros pasan de él. Pero no ya quienes tiene enfrente, sino quienes están a su lado, subidos a la tribuna esperando el momento para salir en la foto (que es lo que parece que sí les interesa).

Cándido Méndez habla. Tras él su gente, pasando.

Cándido Méndez sigue hablando. Sus compañeros, ajenos al discurso siguen con su conversación (¿hablarán de la prima de riesgo o del falso 9?).

Cándido Méndez eleva el tono, gesticula, intentan calentar a su audiencia. Pero los más leales y cercanos colaboradores, pasan de él. La charlita está mucho más divertida.

Cambia el orador. Y no cambia nada. Los otros a lo suyo, dale que te pego. Luego, eso sí, felicitarán a Fernández Toxo por su discurso.

De todos modos, esto tiene una explicación. El lema del mitin era NO TE CALLES. Y, los sindicalistas, muy obedientes, es lo que hicieron.

Wc, retretes, burócratas y encuestas que huelen.

 

El Instituto Nacional de Estadística ha enviado recientemente la encuesta para el Censo de Población y Vivienda 2011. Se trata de un estudio masivo, ya que se envía a tres millones de hogares. Además, respuesta es obligatoria, el incumplimiento tiene sanción económica. (Supongo que la sanción será para pagar el dineral que cuesta dicho estudio).

Para llevarla a cabo han creado una potente y cara plataforma online y han tenido que imprimir millones de documentos, miles y miles de toneladas de papel que en el caso de ciertas comunidades autónomas se recibe por duplicado (en castellano y en el otro idioma oficial de la comunidad).

El objetivo es conocer las características de la población y de la vivienda y así poder planificar los servicios públicos (los hospitales, escuelas, carreteras….).

El asunto es que en ella se hacen preguntas como éstas:

Como podemos comprobar, hay preguntas profundas como si en el hogar tenemos agua corriente, inodoro o ducha.

Gracias a la encuesta, nuestros burócratas podrán crear escuelas con más duchas para paliar la ausencia de las mismas en los hogares de los muchachos o reducir el número de inodoros si, de pronto, en 2012, descubrimos que nuestros muchachos tiene wc y retrete en casa y por lo tanto viene ya miccionados y excretados de casa.

La encuesta también dedica un buen espacio a la ocupación laboral de los habitantes de la residencia y es que saber si en las casas de un territorio concreto viven muchos carpinteros puede que estimule a nuestras autoridades a poner en los hospitales más médicos que sepan reimplantar dedos de manos cortadas por sierras radiales.

Señores funcionarios, estén ustedes tranquilos, aunque les recorten unos puntitos el salario y les retrasen un poquito más la paga extra, sus jefes van a acumular datos que les van a hacer la vida mucho más placentera. Casi seguro.

 

 

 

Blanco y sueco.

Ser político implica el desarrollo de la facultad de hablar de cualquier cosa, se sepa de ella o no. La capacidad de improvisación y el desparpajo en el verbo camuflan casi siempre esa falta de profundidad en el conocimiento.

Confundir a Ibaka (jugador de baloncesto nacido en el Congo que pronto será español) con Ikea más que falta de conocimiento significa improvisación, prisas y demasiadas cosas en la cabeza. Pero al menos es un error que no nos cuesta dinero y que nos puede hasta resultar divertido.

¿O tal vez la perversa mente de Pepiño está soñando con nacionalizar la firma sueca? De ser así podríamos pedir que a partir de ahora, si se tienen que redecorar los ministerios, lo hagan con los funcionales y económicos muebles de Ikea. Y de paso que sea Ibaka quien los monte, porque no me imagino a Leire, Carme y José Luis dándole a la llave allen.

 

 

Más chorizos, menos pan.

Las manifestaciones, protestas y concentraciones de estos días de los jóvenes en torno a la plataforma DEMOCRACIA REAL YA ha dejado momentos bien curiosos. Me quedo con el momento pancarta.

Pese a que el texto es mejorable, el mensaje y su síntesis es interesante.

Creo que «ESTAMOS SIN PAN POR CULPA DE TANTO CHORIZO» sería una construcción más acertada, no obstante, ante lo aburrido, previsible y gris de la campaña electoral, esta pancarta merece ciertos honores. O todos.

Aunque en realidad… ¿El poder va a sentirse aludido?