585-48


Al acabar el debate Rajoy-Rubalcaba del 7 de noviembre, desde la sede de los partidos de ambos candidatos se enviaban señales de triunfo. Como siempre, todas las partes se sintieron ganadoras (tal vez consiguieron sus objetivos: uno no hacer el ridículo y el otro salvar los muebles). Oír los vítores de la calle Génova celebrando algo tan subjetivo como el triunfo en un debate es preocupante.

Sin embargo…  Celebraban otra cosa (porque festejar el cara a cara… ¡a quién se le ocurriría!). Celebraban una victoria aplastante e incontestable. Objetiva. De esas que no se olvidan. Con un resultado contundente: 585 a 48.

Espectacular, ¿no?

Ése es el número de veces que Mariano Rajoy y José Luis Rodriguez -perdón- Alfredo Pérez Rubalcaba -respectivamente- miraron sus papeles. Lo cual pone en evidencia una cosa: ambos saben leer (algo es algo).

No obstante, pensar que una persona que va a ser presidente del gobierno no es capaz de construir un hilo argumental basándose en sus convicciones, en su memoria, en su oratoria y en su capacidad de conversación es casi patético. Ni siquiera el cierre final, es decir, las conclusiones y el mensaje más personal fue capaz de comunicarlo sin tirar de «chuleta».

Tener políticos (y presidentes) tan poco preparados habla mal de la clase política, pero sintiéndolo mucho, diré que también de quien les vota.


Lejos y cerca.

Aparentemente les separa una buena distancia ideológica pero ambos insisten en decir que su principal acción será la ayuda a la creación de empleo y de nuevas empresas, facilitando la labor a los emprendedores.

A parte de ese objetivo principal, tienen algo más en común. Ambos han estado en el gobierno. Ambos han ocupado cargos importantes durante años y sin embargo no han impedido que nuestro país exhiba datos como éstos:

– España ocupa el puesto 147 del ranking en ayudas a la creación de empresas (1).

– El nuestro es el tercer sistema tributario más complejo del mundo (1).

Si estás pensando en montar una empresa, móntala ya. No hace falta esperar a que tras las elecciones apliquen alguna medida de ayuda que nos haga subir tal vez al puesto 145.

Tal vez.

 

 

(1) Datos proporcionados por Barcelona Activa (agencia perteneciente al Ajuntament de Barcelona para la promoción del empleo, la innovación y la empresa).